En los últimos años ha habido un notable incremento en consumo de suplementación deportiva. La razón: El gran poder del marketing, y un sector en potente crecimiento.

No busques productos milagro, ya que no los vas a encontrar, pero si se puedo afirmar que en algunos casos la evidencia científica respalda el uso de suplementos. Es muy importante que el consumo de cualquier sustancia sea siempre respaldado por un profesional atendiendo a las características individuales de cada sujeto.

A continuación, te resumo el sistema de clasificación ABCD* para suplementos nutricionales.

 

GRUPO A:

Evidencia científica sólida sobre su consumo en situaciones específicas en el ámbito deportivo.

  • Alimentos deportivos: Usados en situaciones que mediante la alimentación habitual, no es posible consumir, proporcionando una fuente de nutrientes necesarios. (Bebidas y geles deportivos, barras deportivas, suplementos con electrolitos, proteína aislada)
  • Suplementos médicos: Utilizados para prevenir o tratar problemas clínicos entre los que se incluyen las deficiencias diagnosticadas de nutrientes. Supervisión de un médico o especialista en nutrición certificado. (Multivitamínicos, Hierro, Calcio, Vitamina D, Probióticos)
  • Suplementos para el rendimiento: Pueden apoyar o mejorar el rendimiento. Protocolo individualizado y específico para cada sujeto. (Cafeína, B-Alanina, Bicarbonato, Jugo remolacha, Creatina, Glicerol)

 

GRUPO B

Apoyo científico en desarrollo, es necesario que se realicen más investigaciones.

  • Aminoácidos: Componentes de las proteínas que pueden tener efectos cuando se consumen de forma aislada, para fortificar un alimento/suplemento existente que carece de éste. (Bbcaa, Leucina, Tirosina)
  • Antioxidantes: Compuestos que protegen contra el daño oxidativo que producen los radicales libres químicos. (Vitamina C y E, N-aetil cistenína)
  • Otros: posibles beneficios para la función, la integridad y metabolismo corporal. Propiedades antioxidantes o antiinflamatorias. (Colágeno, Carnitina, Hmb, Cetonas, Aceites de pescado, Fosfato, Curcumina, Zinc)

 

GRUPO C

No se observa beneficio o no hay ninguna investigación. No se recomienda su uso.

Productos que no estén en los grupos A, B o D.

 

GRUPO D

Prohibido o posee un alto riesgo de contaminación con sustancias que podrían llevar a una prueba de dopaje positiva.

Estimulantes, potenciadores de hormonas y agonistas Beta-2.

(Efedrina, Androstenediona, Norandrosteniona, higenamina…)

Puedes encontrar toda la lista de sustancias prohibidas por la Wada pinchando aquí.

 

A modo de conclusión, incidir que te pongas en manos de profesionales cualificados para tratar cualquier tema que implique tu salud, contestando a estas preguntas antes de tomar cualquier suplementación.

¿Es segura? ¿Esta permitido en el deporte? ¿Existe evidencia de que funciona?

* Basado en marco regulatorio del AIS (Australian Institute of Sport).